SÍNTOMAS DE LA MENORRAGIA


Se le llama menorragia o hipermenorrea al fenómeno menstrual en el cual se presentan sangrados más abundantes y prolongados que aquellos que suele registrar habitualmente el paciente. A los fines de conocer cuándo se está ante la presencia de esta irregularidad propia del período menstrual, mencionaremos cuáles son los síntomas de la menorragia y qué se puede hacer para tratarlos.

Síntomas de la menorragia

Si bien es cierto que cada mujer puede presentar ciertas variaciones en su período, estas son menores y no involucran menstruaciones de más de 7 días, que ocurren cada menos de 21 días y que superan los 80 ml de sangre perdida. Es precisamente a esto a lo que se le lama una menorragia y puede notarse ante la presencia de los siguientes factores:

  • Sangrado menstrual prolongado, mayor de 7 días.
  • Sangrado menstrual más abundante de lo habitual, es decir, que empape totalmente una toalla o tampón cada hora.
  • Menstruación copiosa que conlleve a la necesidad de cambiar la protección sanitaria durante las noches.
  • Pérdidas de sangre menstrual acompañadas de coágulos de tamaño considerable.
  • Cansancio, fatiga y sensación de que falta el aire, considerados también un síntoma de la anemia.

Cómo tratar los síntomas de la menorragia

Cómo tratar los síntomas de la menorragia

Normalmente, los síntomas de la menorragia vienen dados por una enfermedad o condición subyacente, de modo tal que su tratamiento debe estar especialmente dirigido a dicha enfermedad.

En tal sentido, lo primero es consultar a un especialista médico que lleve a cabo las pruebas y estudios pertinentes para confirmar el diagnóstico y, una vez conocidas las causas, ofrecer el tratamiento más conveniente que ayude a normalizar el sangrado menstrual del paciente.

Básicamente, el tratamiento puede implicar lo siguiente:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides o analgésicos, como el ácido mefenámico, el ibuprofeno y el naproxeno.
  • Hormona liberadora de dispositivos intrauterinos, como el sistema intrauterino de levonorgestrel.
  • Píldoras anticonceptivas por vía oral, con contenido de estrógeno y progesterona.
  • Ácido tranexámico, especial para favorecer la coagulación de la sangre y reducir el sangrado.
  • Agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina que suprimen los ovarios.
  • Cirugía de miomas y pólipos uterinos.

En caso de tener síntomas de menorragia, consulte con su médico para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuado.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…