TRATAMIENTO DE MENORRAGIA


Se entiende por menorragia al fenómeno de tipo menstrual en el que se manifiestan sangrados de mayor proporción y duración en comparación con aquellos registrados de manera habitual por el paciente. Esta anomalía del período menstrual suele aparecer como resultado de la intervención de distintos factores o causas subyacentes, y puede ser controlada a partir de un tratamiento de menorragia, determinado por un experto y focalizado en atacar la raíz del problema.

A continuación, hablaremos acerca del posible tratamiento de menorragia y cómo se lleva a cabo la elección del mismo, a los fines de normalizar el período menstrual del paciente  y restituir su calidad de vida.

Alternativas para el tratamiento de menorragia

Por lo general, la menorragia suele manifestarse debido a alguna enfermedad o patología subyacente, por lo que el tratamiento debe estar enfocado en dicho trastorno para garantizar el éxito del mismo.

Por lo tanto, antes de determinar el procedimiento a seguir, resulta fundamental acudir a consulta con un especialista médico, quien lleve a cabo los análisis y estudios pertinentes, a los fines de comprobar el diagnóstico y recetar el tratamiento de menorragia más oportuno según sea el caso.

Entre las distintas recomendaciones que su proveedor de la salud puede darle encontramos:

  • Analgésicos como el ibuprofeno y el naproxeno, y/o medicamentos antiinflamatorios no esteroides.
  • Píldoras anticonceptivas orales que contengan estrógeno y progesterona.
  • Hormona liberadora de dispositivos intrauterinos.
  • Ácido tranexámico.
  • Agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina que suprimen los ovarios.
  • Cirugía de miomas y pólipos uterinos.

Elección del tratamiento de menorragia

Elección del tratamiento de menorragia

Como bien se mencionaba anteriormente, la elección del tratamiento de menorragia está condicionada por el factor o causa subyacente que haya desencadenado este tipo de sangrado anormal, aunque algunos pacientes pueden no optar por tratamiento alguno.

Cada paciente recibe asesoría por parte de un especialista en el área de ginecología, quien le informa lo necesario acerca de la efectividad del tratamiento, los posibles efectos secundarios que podría generar, la necesidad de anticoncepción, etc.

La terapia está específicamente dirigida a contener la hemorragia, prevenir y corregir la anemia y ayudar, por tanto, a mejorar la calidad de vida de quienes presentan la menorragia.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…